Objetivos arqueológicos

La fortificación

La fortaleza de Piatra Rosie tiene dos recintos yuxtapuestos; primero ubicado en la meseta superior, y el segundo en la ladera este, acondicionado previamente, de la altura. Dos torres aislados supervisaban el camino de acceso en la antigüedad.

La fortificación fue construida en dos etapas, utilizando dos técnicas diferentes. Recinto I (situado en la meseta de la cresta del acantilado) fue construido después de que el terreno estuvo nivelado y aterrazado.

El Plano de la fortaleza de Piatra Rosie es uno rectangular, con torres en las esquinas (incluyendo un torre de la puerta) y un torre de cortina, recordando de la arquitectura de los fortines helenísticos. La entrada en el recinto, mediante el torre era marcada por escaleras monumentales y una puerta abovedada, construida de bloques perfilados. Durante las investigaciones de 1949 se descubrieron unos blancos de hierro que fueron probablemente acuñados en la madera de la puerta para reforzarla, pero también para decorarla. El aspecto monumental de la entrada en la fortaleza se destacaba por la carretera pavimentada con losas de piedra caliza, que llevaba a la torre de la puerta. Desde esta primera fase de construcción data la fortaleza cuadrangular y las torres avanzadas, que proporcionan una línea de defensa en profundidad.

Las construcciones defensivas están hechas de bloques de piedra caliza modelada, ubicados en paredes gruesos de 3 m. Su estructura, inspirada por la técnica de construcción helenística, es la siguiente: fueron construidos dos muros paralelos de piedra labrada (paramentos) unidos entre ellos por vigas de madera montadas en los bloques con cunas adecuadas. El espacio entre los dos paramentos se lleno de tierra y piedra compactados (emplecton). Las vigas de madera transversales que conectaban los dos paramentos garantizaban cohesión y sostenibilidad. Tal solución técnica resultaba en obtener un muro macizo, estable y resistente a posibles golpes de las maquinas de guerra; al mismo tiempo, se conseguía un ahorro de piedra de construcción significativo. El nivel superior de las torres fue construido de ladrillos colocados en una "planta baja" de piedra tallada.

Recinto II, realizado posteriormente, consta de un muro de tierra, piedra y madera de forma cuadrilátero, que incluye dos torres avanzadas pre existentes. En las terrazas artificiales en el interior estaban construcciones en espera de ser exploradas. La altura de los muros, en la antigüedad, se puede estimar a unos 5-6 m y de las torres, probablemente algo más grande. No se sabe con exactitud cual era la aparición de la parte superior de los muros (corona). C. Daicoviciu presuponía la existencia de plataformas de vigas de madera rústica, pero no es excluida la existencia de las almenas de gran utilidad en la batalla.

Los datos disponibles parecen indicar la operación de la fortaleza por lo menos desde la segunda mitad del siglo I a.C y probablemente antes de la conquista romana. De manera tradicional, según criterios cultural- históricos, el recinto I fue datado en la primera parte de este período, mientras que la extensión de la fortificación (recinto II) se colocó en el periodo inmediatamente antes de las guerras dacio-romanas. El fin de la fortaleza, por las mismas razones, se vinculó a la conquista romana.

El análisis de los descubrimientos muestra que un periodo de florescencia de la fortaleza fue el siglo I a.C y principios del próximo siglo.

Algunos hallazgos indican la ocupa del sitio durante la Edad Media Temprana./p>

 

Edificios de culto

En el sector de norte de la meseta superior, en el exterior de los muros, funcionó durante un tiempo un templo (de tipo alineación de columnas de madera alzadas sobre bases de piedra caliza) del cual todavía se mantienen en el presente algunas basas (discos de piedra). Es probable que haya sido desafectado a un cierto momento para dar lugar a los dos edificios con habitaciones múltiples, cuyos destino no se conoce aún.

 

Construcciones / instalaciones civiles

Gran edificio con veranda, en forma de ábside, en la meseta superior ocupa gran parte de la superficie útil de la Fortaleza I, lo que demuestra el lugar central y su importancia. Construido de vigas de madera colocados sobre bases de bloques de piedra, esta era probablemente la vivienda del propietario de la fortaleza, según parecen indicar los objetos encontrados allí./p>

La carretera pavimentada con losas de piedra caliza atraviesa el recinto II, sube hacia la entrada en el recinto I, y una rama estrecha suya se dirija hacia el edificio con ábside de la terraza I./p>

El edificio con ábside de la primera terraza se construyó con vigas colocadas sobre bases de piedra. El descubrimiento en la sala semicircular del disco de hierro forjado ("escudo de Piatra Rosie"), ricamente adornado, podría sugerir la función religiosa del edificio. El específico de las actividades rituales de la antigüedad muestra a menudo que no hay siempre una distinción clara entre los dos lados de la existencia - lo sagrado y lo profano.